miércoles, 7 de agosto de 2013

Heraldo de Aragón



El “Tuning” se instala en el ordenador



Miguel Angel Aguilar, entre dos piezas de su exposición. JÓSE MIGUEL MARCOS

La muestra “Orgánicos de Acero”, de Miguel Angel Aguilar, presenta ordenadores modificados a semejanza de animales.

ZARAGOZA. Escorpiones, moscas, atunes, sapos… Especies que pertenecen al mismo reino: ¿el animal? No, el de la informática. Miguel Angel Aguilar ha diseñado la pequeña jungla que es “Orgánicos de Acero”. Una muestra de ordenadores modificados "
Modding" para representar animales que pueden visitarse en el Centro de Incubación Empresarial Milla Digital de Zaragoza (Autovía de la Autonomía 7). 

<<Está en la naturaleza del ser humano la necesidad de personalizar sus pertenencias. Y el “Modding” es a las cajas de los ordenadores lo mismo que el “Tuning” a los automóviles>>, explica Aguilar, que descubrió esta disciplina durante una “Campus Party” en 2005. <<Por entonces, eran más trabajos de bricolaje que de diseño- indica el Malagueño, residente en Zaragoza, desde hace más de 20 años - . Me fijé en la buena aceptación que tenía entre el público y decidí probar, pero aplicando mi experiencia laboral en informática industrial >>.

El proyecto de creación de sus “animales” arranca de una fotografía real, a partir de la cual genera un modelo en 3D. <<Utilizo un software libre, Trimble Sketchup, que me permite diseñar el exoesqueleto y ensamblar con precisión todos los componentes. Así no hay sorpresas y todo encaja a la perfección a la hora de montarlo>>, explica Aguilar.

Una vez completa el patrón, lo lleva a un taller para que corten con láser las piezas en acero de un milímetro. <<Después, solo hay que ensamblarlo>>, dice el autor de “Orgánicos de Acero”.

El primer habitante de su particular zoológico fue un escorpión que construyó en 2008. <<Saqué la idea de uno de esos puzles de madera – recuerda Aguilar - . El primer intento no salió muy bien, porque encargué las piezas en hierro y el bicho pesó casi veinte kilos. ¡Las patas no aguantaron y se me espachurró! . Cometí muchos errores, pero aprendí un montón >>. Tanto mejoró que el año pasado que el año pasado una de sus cajas (que representa a dos moscas) obtuvo un segundo premio en la “Campus Party Europa” celebrada en Berlín.

Además de recorrer el circuito nacional de encuentros informáticos, a Miguel Angel Aguilar le abrieron las puertas del Museo Pablo Serrano, gracias a la Galería Virtual Taller 26. Su trabajo está patrocinado por la empresa Gigabyte. Sus diseños están a la venta (cuyo precio oscila entre 1500 y 2500 euros). <<Ahora estoy en el paro, pero el reconocimiento que he tenido me motiva a seguir por este camino. ¡Hasta el Príncipe Felipe alucinó con mis animales cuando inauguró la Campus Party Millenium! >>, asegura Aguilar, cuya muestra estará en la Milla Digital todo el mes de Marzo.


CARLOS GRACIA CANCER












No hay comentarios:

Publicar un comentario